Now Playing Tracks

Lo que necesitas, no es lo que quieres.

En el fondo de tu corazón blando, yace la verdad. Esa verdad que te dice que no eres humilde, que todo lo que haces es porque esperas algo a cambio. Que esa sonrisa falsa intimida a la tristeza pero no la deja ir. Es como, “pégame pero no dejes”. 

Ya no aguantarás la farsa que en tu corazón albergas. Entiende, pero entiende muy bien, eres humano y eso te hace débil. No podríamos vivir solos y aún si pudiéramos, no lo haríamos. ¿Por qué? Simple, necesitamos que otra persona nos diga que somos buenos, que hacemos bien las cosas. 

¿De qué te sirve ser el mejor en algo si alguien no dirá que lo eres? Esa falta de humildad, que no es mala, porque nos hace humanos; imperfectos. Cuando te des cuenta de esta cruda verdad, te dolerá. Por todas esas ocasiones que de verdad esperabas algo a cambio y por ser “humilde” dijiste que no importaba. 

Esas viejas cicatrices siempre van a dolor, aún cuando “sanadas” estén. Ten cuidado, quiero que sepas que no hay nada de malo ser así, pero sí está muy mal guardarlo.

Se sincero, no con los demás, ciertamente nadie merece tu sinceridad. Sino contigo mismo, ya que tú eres lo más importante en tu vida.

Recuerda que en la vida siempre será lo que necesites, no lo que quieras.

El ejemplo a seguir.

¿Quién se iba a imaginar que a mis 20 años tendría tantos éxitos?

No lo digo en una forma egocéntrica, aclaro.

Sin embargo, es tanta presión, es tan difícil ser el mejor en tu familiar. Siempre ser el modelo a seguir y sinceramente no me molesta. Aunque creo que es mucho más fácil ser malo, claro, sería una vida sin valor.

De que nos sirve una vida siendo “mamón” o “culebra” (expresión célebre del guatemalteco, refiriéndose al adulador). Luego, cuando mueras, nadie te va a recordar. Tú madre dirá tu nombre con pena, en voz baja.

"Es bueno ser importante, pero es más importante ser bueno". Sabias palabras y las tomo literal. No me importa no ser importante, pero sí me importa mucho ser bueno. Vivo mi vida para ser recordado después de ella. Ese ese el verdadero éxito, un legado, una herencia.

Que mis hijos, nietos, bisnietos, etc. Se sientan orgullos de la persona y apellido que tuve en vida. Que mi esposa sienta que eligió a una persona que ama, no solo por lo que le brindó sino por la excelente pareja que fui con ella. Así podría seguir con miles de ejemplos.

Mi frase: “Llegaré al día de mi muerte sabiendo que viviré para siempre”. Así resumo mi vida, una vida eterna es ser recuerdo. No importa que tenga que soportar, ni a quien, lo voy a lograr. 

Y tú, ¿ quieres vivir para siempre ?

To Tumblr, Love Pixel Union